dissabte, 19 de novembre de 2011

El acento tónico


- La simple omisión de esta inflexión tónica, convierte al chico de sangre inglesa en un mozo catalán de toda la vida, como aquí se dice, cosa bien errónea, tu blanca piel tan 'british' reclama a gritos este acento en la A inicial, esta sedosidad cutánea es sajona, jamás latina, así como tu blancura de pálido pétalo de magnolio en flor.

- Te gusta ser acariciado como perro perdido en playa desierta que encuentra transeúnte. Hueles al posible amo que no es. Le sonríes con esta perfilada boca de labios sabios, sabios… de tanto reír por dentro escuchando batallitas que te interesan mal y poco. Buen colegio y buena educación te ayudan en la tarea de elegantemente confraternizar con o sin ganas. Tus británicos papás hicieron su labor y tú aprovechaste el tiempo.

- Tiempo que no te importa perder entre sus brazos, pobres infelices. Personas incautas que imaginan puestas en escena en escenarios caseros, contigo, entrelazadas con sus esencias añejas y remotas palabras.

- Sigues allí piel contra piel con los pies fríos y la mirada perdida entre vahos y niebla en la visión, de tanto ver letras y cifras, difícil misión escogiste por carrera. Años de sacrificio por delante ante un incierto futuro. Olfateas la poltrona que de seguro conseguirás sin lágrimas, las que no podríamos absorber por estar ajenos si brotasen sin permiso. Tu patria es un sueño, tu país incierto, tu hogar mañana, tu siempre estas lejos.

- Generoso de tiempo invalorado, son dos horas de un aliento fresco y perezas compartidas de chequear relojes. Estoy genial! Lo dices tan sincero, que a fuerza de repetirlo los mirlos se lo creen y asomándose al ventano renuncian a más verte. Te despides hasta pronto con un café y sin leche.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada